viernes, 14 de noviembre de 2014

Aunque yo también vaya en la bola

Genaro Villegas, El Tecolote como lo apodaban en el racho de Las Paredes, rotetito, sin nada qué comer aquel día, le dijo a su mujer:
Me voy pa San Lucas, a ver quen me fiya aviyo, pa comer.
Llegó a la casa de Chon Villela y le pidió:
Patrón, fíyeme algo de aviyo pa comer, no tengo dinero.
Amigo, no puedo fiar nada le contestó don Chon.
Se fue a la casa de Pedro el Gûero, y tampoco le fio. Decidió regresarse a Las Paredes pero saliendo del pueblo pasó por la tienda de Agapito Vázquez, la que se hallaba por Las Barreritas, entró y le dijo:
Patrón, fíyeme aviyo, pa lla refiriéndose a las demás tiendas nadie me quiso fiar.
Amigo, no puedo.
Ricos hijos de la chingada explotó El Tecolote.
"¿¡Queee!?, ¿¡qué dijiste!? le preguntó Agapito.
El Tecolote corrigió de inmediato:
Aunque yo también vaya en la bola.

Extracto del libro La Virgen de San Lucas - Su historia, autor: Viliulfo Gaspar Avellaneda. Editorial Garabato.
Contacto: garabatoeditorial@live.com.mx
Tel: (01 55) 55614231 Cel: (045) 5521998871