lunes, 18 de agosto de 2014

La Calle de Las Lloronas en Cutzamala

Atrás del Convento y de la iglesia de Cutzamala, donde estuvo el Hospital de la Concepción en el siglo XVI, está una callejuela que hoy es la primera de la calle "Gordiano Guzmán". De 1860 a 1912 se conoció en Cutzamala como "la calle de las Lloronas". A fines de junio de 1860 en esa parte, atrás de la iglesia y el convento, fueron fusilados más de 150 jóvenes que los Liberales tomaron presos en el Sitio de Cutzamala de 1860, por orden del Gral. Diego Álvarez, General en Jefe de la División del Sur que estaba ahí con sus 4,500 hombres. La mayoría eran hijos de familia y las madres les lloraban y suplicaban al Gral. Álvarez, al Gral. Arteaga y al Gral. Jiménez que perdonaran a sus hijos. Muy pocos fueron perdonados y enviados presos al fuerte de Acapulco, pero los demás son ejecutados ante los lamentos de aquellas mujeres. Uno de los fusilados fue Genaro Almonte, un joven platero muy famoso en la región por los exquisitos y hermosos labrados en plata que hacía. Al soltarse la Revolución Mexicana de 1910, en Cutzamala se levanta un gran número de revolucionarios para apoyar a Francisco I. Madero, movimiento encabezado en el pueblo por el Coronel Juan Portillo y los Carbajal. Entonces a esa calle se le dejó de llamar "Calle de Las Lloronas". 
 
Datos del libro "Cutzamala Magia de un Pueblo" del Ing. Alfredo Mundo Fernández.