lunes, 9 de marzo de 2015

Soy Guerrerense

¡Soy guerrerense señores! y hay que andarse con cuidado
porque la sangre que traigo, es sangre de hombre suriano,
que cuando encuentra a un amigo, con orgullo da su mano
pero cuando soy herido, hay que atenerse a sus actos.
Me siento bien orgulloso, por ser Guerrero mi tierra,
porque la mujer que quiere desde el principio es sincera,
y si estas comprometido, olvídate que te quiera.
¡Guerrerense yo lo soy! y lo grito al mundo entero,
conózcanme como soy, y verán que soy sincero,
conmigo jamás se metan y menos con lo que quiero.
¡Soy el Tecuán de la sierra, que baja a Tierra Caliente!
¡el jaguar de la Montaña que baja al Norte y al Centro!
¡soy gallo de Costa Grande que se rifa en los palenques!
¡soy trovador de chilenas orgullo Costa chiquéense!.
¡Soy pescador de las playas de Zihuatanejo, y Acapulco!
también pescador de amores, porque de eso son refugio,
de artistas y trovadores y de sirenas del mundo.
¡Soy de sangre recia y brava, de esa de los gallos finos!
me paladeo mi mezcal, incomparable a los vinos,
no se confíen por lo bronco, que soy leído y escribido
lo mismo le monto a un toro, que platicamos de libros.
A los héroes yo respeto, y más si son de mi tierra,
pero también me alebresto, con esos que abusan de ella,
para que tanto partido, cual derecha y cual izquierda
si todos somos los mismos, ojala que un día se entienda.
¡Soy amante de mi patria, de mi México querido!
pero más de mi Guerrero, y más dónde está mi ombligo,
y a ver queridos amigos quien me puede contrariar,
que aquel que sale del pueblo, al pueblo ah de regresar,
cargado con la esperanza, que el pueblo te espera ya.
Con sus calles adornadas, con papeles coloridas,
con la música en su kiosco, y con los puestos de vendimias,
con jaripeos y palenques, y otros juegos deportivos,
esos mecánicos juegos, para alegría de los niños,
que siembra en su simiente, de todos el mismo espíritu,
con fiestas de noche y día, con su luna desvelada
que amanece a los jornales como novia perfumada.
Formando a sus nuevos hijos con principios y valores
y arraigando en esta patria, sus más lindas tradiciones.
entre sus diversas danzas, que se pintan de colores
con su música de esencia arrancada a los folclores
que invita a un grito del pecho,
¡Soy Guerrerense señores!