viernes, 20 de febrero de 2015

Soy curandero

Dicen que soy curandero
y que sé de curanderías,
y que el viento todos los días
se me enreda en el cabello.
Dicen que soy el potrero,
que por la seca florece,
que soy un arroyo, un
arroyo que se crece
volviéndose un torrental.
Es mentira. Soy un viejo caimán,
que brinca y desaparece.
Versos de la Costa Chica.


 Otras publicaciones: