jueves, 27 de marzo de 2014

San Miguel Totolapan

Foto: https://www.facebook.com/snm.totolapan

El municipio de San Miguel Totolapan es uno de los lugares más privilegiados de la región calentana; en él se pueden encontrar todo tipo de climas ambientales, lo mismo un seco húmedo que un frío intenso o bien, una llanura que una sierra llena de pinos, oyameles o cucharillos. Y en consecuencia, se puede encontrar climas de grados bajo cero en el filo mayor o caliente al grado de ser un verdadero horno en la cuenca del Balsas.
El maestro Bolívar Ochoa Díaz, en su obra “Totolapan; historia de un pueblo olvidado” lo describe a la perfección y es por ello que el también maestro Gregorio Urieta Rodríguez señala que “el estudio realizado por Bolívar Ochoa sobre Totolapan no se refiere únicamente a la cabecera municipal; es un estudio histórico completo (...).
La constitución de la municipalidad de San Miguel Totolapan es abordada con amplitud por el maestro Bolívar Ochoa, en su obra se encuentra información abundante desde la creación del municipio de Tepantitlán de las Platas, en 1871, hasta la creación del nuevo municipio con cabecera en Totolapan el 29 de marzo de 1878, con su primer presidente municipal, Francisco Torres y Navarro (...).
Foto: https://www.facebook.com/snm.totolapan
“Si algún día andan fuera y les preguntan de donde son; nunca digan que son de un pueblo cerca de Arcelia o de un pueblo muy cerca de Altamirano, orgullosamente digan: Soy de San Miguel Totolapan”.
Bolívar Mendoza Duarte (qepd) decía que ya era justo que a San Miguel Totolapan se le conociera en otras latitudes porque es el municipio calentano con muchas familias trabajadoras, honestas, amables, dispuestas a ofrecer todo a cambio de nada; aseguraba que ya era justo que a San Miguel Totolapan se le conociera en otros lugares por ser un municipio con costumbres y tradiciones como la celebración del Corte de Rosas, de los Santiagueros, por la Shinuliada y por tantas y tantas cosas llenas de amor, de cultura, de tradición y de una rica herencia cuitlateca.


Por Ramiro Vargas.

Otras publicaciones: